Caída fisiológica de frutos cítricos

En los cultivos cítricos la evolución de flor a fruto depende de diversos factores: varietales o genéticos, ambientales (temperatura, humedad, viento, lluvia, etc.) y fisiológicos (nutrición, metabolismo, equilibrio hormonal, estado sanitario del cultivo, etc.). La genética de la variedad y las condiciones ambientales no pueden ser alteradas en condiciones de cultivo, ya que de una u otra manera se dan de forma natural.

Los cítricos, al igual que otros muchos frutales, producen muchas flores, aunque se identifican distintas caídas de flores y frutos en el tiempo:

  • – caída previa a la antesis,
  • – caída de flores durante y/o después a la antesis, que determina el cuajado inicial, y
  • caída fisiológica de frutos (Agustí et al. 1982) o caída de junio en el hemisferio norte, hasta el inicio de la fase de crecimiento lineal del fruto, que determina el porcentaje de frutos cuajados y, por consiguiente, el potencial de la cosecha final.

Las caídas de frutos en desarrollo se producen por la separación del pedúnculo en aquellos que no se han fecundado bien y/o aquellos que no son capaces de mantener un alto ritmo de desarrollo a diferencia de otros que sí son capaces de continuar absorbiendo nutrientes. Posteriormente, y durante todo el periodo de su desarrollo se siguen produciendo caídas, en mucha menor cuantía, separándose por la zona del cáliz.

Hoy en día, hay varios estudios en los que se pone de manifiesto que en los procesos que determinan la caída de frutos están implicadas las fitohormonas promotoras e inhibidoras del crecimiento.

  • – Los promotores del crecimiento son las auxinas, las giberelinas, las poliamidas y las citoquininas.
  • – Los inhibidores del crecimiento son el ácido abscísico (ABA) y el etileno.

En los cítricos, el papel más importante lo desempeñan las giberelinas (Talón et al., 1992), cuya presencia estimula el transporte de elementos minerales y fotoasimilados hacia el ovario.

Las auxinas están relacionadas con el proceso de elongación celular durante el crecimiento del fruto y, por tanto, con su tamaño final (El-Otmani et al., 1995; 2000).

Las citoquininas también participan en el proceso de división celular y en la reactivación del crecimiento del ovario tras la antesis, posibilitando el cuajado. Su acción es similar a las de las giberelinas, aumentando la capacidad sumidero del ovario e incrementando hacia él el transporte de elementos minerales y carbohidratos (El Otmani et al., 1990; Werner et al., 2008).

El ácido abscísico (ABA) actúa como un potente inhibidor del desarrollo y activador de la abscisión. En condiciones normales, tanto durante la caída de pétalos como en la transición de la fase de división celular a la de elongación celular, la concentración de ABA aumenta en aquellos ovarios con reducida tasa de crecimiento, cuya abscisión se ve significativamente incrementada (Zacarías et al., 1995).

La competencia por los hidratos de carbono (azúcares) disponibles en la planta, es también uno de los factores que determinan el porcentaje de frutos en la planta al ser es la causa principal de la caída de frutos en desarrollo.

La magnitud de la abscisión depende de la competencia entre los órganos en desarrollo, siendo mayor cuanto mayor es el número de flores y frutos y/o cuanto menor es la disponibilidad de carbohidratos para nutrir su desarrollo. La competencia se establece desde el inicio del desarrollo de las flores (Agustí et al., 1982).

Por tanto, la competencia por nutrientes durante el desarrollo del ovario es uno de los factores limitantes del cuajado. El fruto es el órgano sumidero más importante y reclama gran cantidad de los carbohidratos disponibles en el árbol durante su desarrollo, limitando mientras crece el desarrollo vegetativo (Mehouachi et al., 1995; Martínez-Alcántara et al., 2015). En este sentido, la presencia de hojas juega un papel determinante debido a su capacidad para sintetizar y exportar metabolitos al fruto en desarrollo.

Es por ello por lo que los frutos situados en mejor posición, esto es, en brotes con hojas jóvenes, tienen mayor persistencia en el árbol que aquellos situados en brotes sin hojas jóvenes, más propensos a la abscisión debido a la menor disponibilidad de carbohidratos a su alcance durante el desarrollo inicial.

En resumen, se puede decir que existen dos factores fundamentales que regulan tanto el cuajado como la caída fisiológica de frutos: por un lado, influye de manera significativa el equilibrio hormonal de la planta (promotores e inhibidores) y por otro, la competencia por los nutrientes (azúcares, polisacáridos, etc.). También se deben evitar las condiciones de estrés como puede ser un déficit o un exceso de agua en el suelo, que pueden producir una disminución del flujo de nutrientes, lo cual produciría una mayor caída de frutos.

En este sentido, en AGROMETODOS disponemos de AM·EN®, que es un producto orgánico muy activo cuya formulación combina de forma equilibrada micro y macroelementos, entre los que se encuentran magnesio, manganeso y zinc.

Su formulación actúa sobre determinados procesos metabólicos y fisiológicos de elevada actividad energética en las plantas. Aplicado en el momento adecuado induce la división celular y el alargamiento de células meristemáticas y tisulares, así como de otros tejidos jóvenes relacionados con la caída fisiológica, el engorde y la calidad de los frutos.

La eficacia en campo de AM·EN® es comparable a los fitorreguladores de síntesis más empleados en el mercado. La aplicación de AM·EN®:

  • – Regula la caída fisiológica y el amarre de los frutos.
  • – Mayor homogeneidad de calibres.
  • – Mayor número de frutos cosechados sin perder calidad.
  • – No frena el desarrollo vegetativo. No desequilibra la planta.
  • – No produce fitotoxicidad.

Asimismo, el producto se encuentra autorizado para su empleo en Agricultura Ecológica y registrado como insumo por FiBL (Forschungsinstitut für biologischen Landbau en alemán) y puede ser utilizado por los agricultores certificados Demeter.

Compartir en redes

Noticias relacionadas

España se convierte en proveedor líder de calabacín a la UE

Según los datos facilitados por el servicio estadístico Euroestacom (Icex-Eurostat) y el informe elaborado por Hortoinfo, España se ha convertido en el país líder en ventas de calabacín dentro de los mercados europeos. Durante las últimas cinco campañas, la exportación española de calabacín a los mercados de la Unión Europea (UE) ha aumentado un 33,56%. […]

PAC 2021: Nuevas y viejas problemáticas

A finales de noviembre de 2020 la Unión Europea llegó a un acuerdo sobre la reforma de la PAC (Política Agraria Común) y es ahora, que se empiezan a aplicar las nuevas ayudas, cuando se vislumbran los nuevos problemas y regresan los ya existentes. En el mencionado acuerdo, España recibirá para el periodo 2021/2027 40.866 […]

Frutos del bosque: la fruta saludable

El Suroeste español, gracias a sus características climáticas (climas suaves con lluvias escasas y estacionales), escasez de heladas, aparición de variedades con menos necesidad de horas frío y tipo de suelo (áridos con pH bajo), es, desde hace tiempo, el centro de producción de fresas más importante de Europa. La tradición y experiencia en el […]

¡Bienvenido a Agrométodos!

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia en nuestra web.

Puedes informarte más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas en los AJUSTES.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Esta web utiliza cookies para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible.

Las cookies estrictamente necesarias tiene que activarse siempre para que podamos guardar tus preferencias de ajustes de cookies.

Nombre Proveedor Función Duración
wp-wpml_current_language www.agrometodos.com Almacena el idioma actual. 1 día

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios