La importancia de la materia orgánica en los suelos agrícolas

El suelo, desde el punto de vista agroquímico, puede considerarse como un sistema disperso constituido por tres fases: líquida, gaseosa y sólida, que constituyen el soporte mecánico y, en parte, el sustento de las plantas. En dicho conjunto se pueden distinguir cuatro componentes: materia mineral, materia orgánica, agua y aire, que se encuentran ligados y mezclados entre sí, originando un medio ideal para el crecimiento de las plantas.

La fase líquida, también llamada disolución del suelo, está constituida por el agua. En ella se encuentran los macro y micronutrientes disueltos, y desempeña no solo una función de estabilidad estructural, sino que también ejerce un efecto directo sobre las plantas y organismos que habitan en el mismo.  

La fase gaseosa, conocida como la atmósfera o aire del suelo, es indispensable para la respiración de las raíces de las plantas y de los microorganismos que en él habitan, para el intercambio de gases entre el suelo y la atmósfera y para la absorción de agua y nutrientes por parte de la planta.

 

Y, por último, la fase sólida constituye el esqueleto del suelo, y está constituida por la fracción mineral y la fracción orgánica. La fase sólida mineral está formada por partículas de diversas formas, tamaños y composición química que proporcionarán la “textura” del suelo y es la principal reserva de nutrientes para la planta. Por otro lado, la materia orgánica del suelo constituye sólo una pequeña parte de esta fase y está constituida por todas las sustancias de origen animal y vegetal que se acumulan o aplican a los suelos independientemente de la fase de descomposición. La materia orgánica desempeña una gran función, no solo en la mejora de las propiedades físicas y químicas del suelo, sino también en lo que respecta al desarrollo de los cultivos.

 

Evolución de la materia orgánica

Durante la evolución de la materia orgánica en el suelo se distinguen dos fases: la humidificación y la mineralización (Gross y Domínguez, 1992).

• La humidificación es una fase bastante rápida, durante la cual los microorganismos del suelo actúan sobre la materia orgánica fresca desde el momento en que se le incorpora.

Primero se forma el humus joven, de evolución rápida, que a su vez da paso al humus estable. Ambos productos forman la llamada materia orgánica total del suelo. Al humus joven también se le llama “lábil” o “libre”, porque todavía no está fijado o ligado a las partículas del suelo, sino mezclado con ellas, y en él existe una intensa actividad microbiana y se le puede considerar como un elemento fundamental de la fertilidad del suelo. El humus estable o “estabilizado” es la materia orgánica ligada al suelo, es decir, fijada a los agregados. Su composición es muy compleja (huminas, ácidos húmicos y fúlvicos) y tiene una relación C/N constante entre 9 – 10, y representa el 75 – 80% del humus total.

• La fase de mineralización es muy lenta, y en ella el humus estable recibe la acción de otros microorganismos que lo destruyen progresivamente (1 al 2% al año), liberando así los minerales que luego absorberán las plantas.

Efectos de la materia orgánica en el suelo

La materia orgánica actúa sobre las propiedades del suelo de una manera directa proporcionando una mejora evidente y favoreciendo el desarrollo óptimo de los cultivos traduciéndose en altos rendimientos. Así pues, influye:

  • – sobre las propiedades físicas del suelo:
    • • Mejora la estructura, es decir, aligera las estructuras plásticas y agrega las arenosas.
    • • Incrementa la porosidad en los suelos arcillosos. Favoreciendo el movimiento del agua.
    • • Aumenta la capacidad de retención de agua disponibles para las plantas.

 

  • – sobre las propiedades químicas del suelo:
    • • Aumenta la capacidad de intercambio catiónico.
    • • Facilita la absorción de nutrientes por las plantas.
    • • Aumenta la disponibilidad de micro y macroelementos.
    • • Favorece la formación de compuestos orgánicos con el hierro (Fe), manganeso (Mn), zinc (Zn), cobre (Cu) y otros, facilitando su absorción por la planta.

 

  • – sobre las propiedades biológicas del suelo:
    • • Estimula el crecimiento y actividad de la flora microbiana del suelo.
    • • Favorece su oxidación para la formación de compuestos asimilables por las plantas.
    • • Mejora la capacidad de germinación de las semillas.
    • • Mejora los procesos de intercambio energético en las plantas.
    • • Aumenta el rendimiento de los cultivos.

 

  • – sobre la fisiología de la planta:
    • • Acción rizogénica, favoreciendo la formación y el desarrollo de las raíces, no solo principales, sino también las secundarias.
    • • Acción estimulante, traduciéndose en una mayor absorción de nutrientes, acompañada de una mejor utilización por la planta.

La materia orgánica es un gran indicador de la calidad y del potencial productivo del suelo, por ello es considerado uno de los componentes más importantes del suelo a la hora de cultivar. Su presencia es escasa y no suele superar el 2% del peso seco del suelo, presentando menor porcentaje cuando se tratan de suelos castigados o sobreexplotados. Esto ha motivado la búsqueda constante de un aumento del contenido de materia orgánica en los suelos mediante distintas técnicas de cultivo o aportes de diferente origen.

En este sentido, Agrométodos pone a disposición del agricultor el producto AGROMET-15. Este producto procedente de leonardita y por su especial formulación, presenta un balance óptimo de ácidos húmicos y fúlvicos con un pH ≥ 11.

Los ácidos húmicos naturales contenidos en AGROMET-15 poseen una alta capacidad de intercambio catiónico que aumentan la disponibilidad y retención de nutrientes del suelo, evitando pérdidas por lavado. AGROMET-15 además incluye en su formulación una adecuada proporción de ácidos fúlvicos, los cuales estimulan a los microorganismos beneficiosos del suelo que son capaces de solubilizar nutrientes bloqueados, promoviendo el desarrollo radicular y, finalmente, estimulando el crecimiento del cultivo.

Por su condición de coloide orgánico y la gran actividad y movilidad de sus moléculas es capaz de complejar y solubilizar los elementos del suelo.

AGROMET-15 aporta múltiples beneficios para el desarrollo de los cultivos e interfiere de diferentes maneras en los suelos:

  • • Aporta al suelo materia orgánica perfectamente asimilable.
  • • Aumenta el poder de retención del agua en el suelo.
  • • Esponja los suelos pesados y compactos, difíciles de trabajar. Mejorando la estructura del suelo.
  • • Potencia la germinación de las semillas.
  • • Incrementa el efecto de los caldos herbicidas.
  • • Estimula la rizogénesis (mejor enraizamiento).
  • • Favorece el desarrollo de las poblaciones microbianas en el suelo.
  • • Mantiene los cationes del suelo (hierro, manganeso, zinc, cobre, etc.) bajo forma cambiable, asimilables por las plantas.
  • • Estimula la nutrición vegetal, facilitando la absorción del nitrógeno, fósforo y potasio y una mejor asimilación de los elementos nutritivos del suelo a través de las raíces de las plantas, porque actúa como una reserva de nutrientes.
  • • Reduce la erosión por el aumento de la filtración del agua y por los agregados que se forman en el suelo.
  • • Favorece que el nitrógeno sea más estable.
  • • Mejora el poder tamponador del suelo.

 

 

Compartir en redes

Noticias relacionadas

Se multiplica por diez el consumo de brócoli en España

España ha multiplicado por diez el consumo de brócoli en la última década. Hace unos años el brócoli era casi un desconocido en las dietas de los españoles y ahora ha pasado a ser una verdura que los españoles contemplan como habitual en la cesta de la compra. El consumo ha pasado de los 200 […]

acuerdo-colaboracion-aefisa-caae

Acuerdo de colaboración entre AEFISA y el Servicio de Certificación CAAE

La Asociación Española de Fitosanitarios y Sanidad Ambiental (AEFISA) de la que es miembro Agrometodos, ha firmado un acuerdo de colaboración con el Servicio de Certificación del Comité Andaluz de Agricultura Ecológica (Servicio de Certificación CAAE). El Servicio de Certificación CAAE, presta desde 1991 servicios de certificación y control para la producción ecológica, así como […]

El Symposium Nacional de Sanidad Vegetal se aplaza al 2022

La 16ª edición del Symposium Nacional de Sanidad Vegetal se aplaza a enero del 2022, tal y como ha confirmado el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental (COITAND), como organizador de este evento. El Symposium iba a tener lugar del 27 al 29 de enero del 2021 en Sevilla, pero debido a […]

¡Bienvenido a Agrométodos!

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia en nuestra web.

Puedes informarte más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas en los AJUSTES.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Esta web utiliza cookies para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible.

Las cookies estrictamente necesarias tiene que activarse siempre para que podamos guardar tus preferencias de ajustes de cookies.

Nombre Proveedor Función Duración
wp-wpml_current_language www.agrometodos.com Almacena el idioma actual. 1 día

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios